arboles, beneficios de las plantas, change the world, Ciudades mas verdes, CULTURA, Uncategorized

CASAS DISEÑADAS PARA ÁRBOLES / DISEÑO URBANO VERDE

Ya desde la antigüedad los árboles eran utilizados como elementos indispensables de algunos templos y construcciones simbólicas, y cualquier gobernante o alto cargo, debía demostrar con sus jardines, su poder social y económico.

En la actualidad existe una búsqueda cada vez más evidente por parte de los arquitectos de crear construcciones urbanas integrando a árboles o diseñándose edificios y complejos de viviendas u hoteles para adaptarse al crecimiento de árboles, e integrar más y más especies botánicas, generando un ecosistema y un sistema de purificación del aire urbano.

Estos pequeños oasis o zonas de tranquilidad y serenidad se convierten en una nueva comodidad de lujo, que cada vez hace que la arquitectura con árboles cobre más relevancia por su mayor rendimiento energético y su mayor valor económico.

En el siguiente video se presentan 10 proyectos en fase de construcción o realizados en 2017 que suponen un paso revolucionario en los nuevos planteamientos urbanísticos biomiméticos y ecológicos, de baja huella ambiental, alta densidad de masa verde y diseños inspirados en montañas o formas orgánicas que representan una visión que enfrenta grandes retos técnicos y supone una nueva frontera sociocultural.

Una frontera donde entender el sentido de los sistemas diseñados por humanos como erróneos, y diseñar sistemas formados por conjuntos de seres vivos, alcanzando la máxima eficiencia energética y maximización de recursos. Convivir con seres vivos como las plantas, en los tiempos del cambio climático se ha convertido en una aspiración para vivir en entornos que mejoran el desarrollo físico de las personas. Convivir con árboles porque actúan como termo-reguladores de espacios se demuestra como una nueva ciencia arquitectónica y la verdadera vanguardia conceptual.

 

Esta nueva visión, contrasta profundamente con la visión de muchos arquitectos de principios del siglo XX. Donde este tipo de concepción que supone una evolución del romanticismo de Gaudí ( no solo representando elementos orgánicos, pero insertándolos en formas vivas integradas en la arquitectura) no hubiese tenido cabida, pues hubiese sido considerada ordinaria, salvaje, asilvestrada o poco estética.

La sociedad de principios de siglo XX era una sociedad obsesionada por adiestrar a la naturaleza y dominarla a través de estructuras industriales ordenadas de geometrías regulares, cuya función no era integrar a otras formas de vida, sino dominarlas absolutamente y celebrar un diseño antropocéntrico que ha medida que fue creciendo verticalmente se torno más y más gigantesco. Gran parte del panorama arquitectónico mundial urbano ha obviado la necesidad de crear espacios compartidos con la naturaleza como muchos intelectuales utópicos plantearon ya desde finales del siglo XIX.

Siendo las grandes metrópolis masas de cemento con relativos y pocos espacios verdes tanto en zonas públicas como edificios privados. El enorme aumento de la densidad de población de las ciudades durante principios del siglo XXI, y la presión demográfica a la que están expuestas ciudades diseñadas en el siglo XX, supone un de los mayores retos socio-económicos del siglo XXI. ¿ Como definir ciudades hiper densas y super pobladas y al mismo tiempo garantizar un mínimo de salubridad del ecosistema urbano integrando cada vez más y más plantas?

Las ciudades actuales, megalopolis saturadas con muy baja calidad del aire, se enfrentan a esta problemática de salud pública en casi todos los países mundiales. La integración de plantas y árboles en nuevas construcciones se convierte en un lujo y un gran privilegio, y será la tendencia de desarrollos futuros que tengan un planteamiento a largo plazo tanto de ahorro energético de edificios, como de calidad del aire, así como de maduración vegetal que resulte productiva para la comunidad.

Las próximas casas japonesas de los tres videos a continuación, han reclamando más valor y espacio a la naturaleza para aumentar la calidad de vida de sus habitantes. Generando espacios de transición, entre el interior y exterior, fundiendo las zonas residenciales con espacios donde la naturaleza es protagonista. No todas las propuestas resultan prácticas, pero ciertamente buscan una conexión nómada o experiencia interactiva con los elementos, de población urbana y cosmopolita. Un buen ejemplo de poesía arquitectónica diseñada para árboles o donde los árboles son los protagonistas, recreando una sensación espacial única y definiendo el carácter de los espacios.

 

el diseño de casas con árboles y casas diseñadas con árboles, toma su expresión más vanguardista con el el arquitecto alemán Ferdinand Ludwig y su filosofía baubotanik, término acuñado por la universidad de Stuttgart para describir una nueva ingeniería constructiva basada en la utilización de árboles y plantas.

http://www.ferdinandludwig.com/

 

 

Este acercamiento totalmente innovador, no esta exento de riesgos, pero supone una utopia que merece la pena apoyar. Los árboles son en sí, estructuras arquitectónicas sorprendentes por su estabilidad y forma anti-gravitatoria, y ya ha llegado el momento en el que la arquitectura ha empezado a soñar y jugar no solo con introducirlos y adaptarse a ellos, sino de construir literalmente con ellos. Ferdinand Ludwig se convierte en uno de los grandes arquitectos mundiales que son pioneros en la re-definción de la arquitectura en el siglo XXI. Una arquitectura que parece cada vez más una adaptación de un espíritu indígena en una ciudad de cemento.

casas_con_arboles_biomima.jpg

Un ejemplo fantástico de los espacios que se recrean en la idea de biomimetizar estructuras arquitectónicas con organismos vivos, es la casa del arquitecto Alessandro Sartore a los pies del Pan de Azúcar, en Rio de Janeiro en Brasil. Una civilización que quiere encontrar en lo salvaje su inspiración, donde el orden artificial del hombre y naturaleza se funden por primera vez, en diálogos donde se deja respirar a ambas esferas y donde dialogan sobre el potencial de generar ecosistemas-habitables, dejándonos ver utopias maestras de una libertad responsable y convivencia pacífica en armonía con la naturaleza, sin estar aislados en apartamentos donde todo es sintético, encontrando cauces de conectar urbanismo pos-contemporáneo y ecosistema onírico y purificador.

 

MIGUEL_VALDIAN_BIOMIMA

Artículo por Miguel Valdian

@miguelvaldian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s